MARÍA ROSA JIMÉNEZ

María Rosa Jiménez

MARÍA ROSA JIMÉNEZ

Maria Rosa Jimenez Santiago ·

Bailaora Solista en Ballet Teatro Español Rafael Aguilar

 ¿Por qué  leer el Canario y la máquina de coser de Isabel Salas?

Porque en cada poema sientes se te remueve algo dentro de ti. Tiene todas las diferentes maneras de emocionarte… risa, lloro, rabia, miedo, pasión…

Yo no lo dudé ni un momento cuando comencé a leer los poemas de esta escritora,  escogí  cinco poemas e hice un espectáculo de Baile Flamenco. Las Palabras de los Poemas se convertían en movimientos en mi cabeza, fuertes, sensuales, firmes y sinceros.

Tuve la gran suerte de que la persona que los recitara en el teatro fuera la misma autora, todo un lujazo Señores.

Para coreografiarlos sólo tuve que grabarlos en mi cabeza hacerlos míos, poseerlos, sentirlos dentro de mí y bailarlos libremente… Fue muy intenso el trabajo de coreografiarlos. Cada vez que los ensayaba me sentía aquella mujer del poema que sufre lucha, ama, odia, en fin un torrente de sensaciones dentro de mi.

Leerlo es todo una viaje, yo lo leí en un viaje, así mismo, jejeje desde Curitiba, ciudad donde vive Isabel Salas hasta mi ciudad veinte horas de viaje. Me lo llevé toda feliz, con una dedicatoria linda de la autora y como tenía por delante tantas horas. ni me lo pensé, me senté en el autobús y abrí mi libro. Lo voy a decir en pocas palabras, para mí fueron dos viajes, el físico agotador y el espiritual sumergida en el libro, asombrada, emocionada, no podía parar de leer esas palabras. Las frases venían y con ellas venían movimientos a mi mente.

Visualizaba aquella palabra en un lindo movimiento y lloraba reía me emocionaba. Lo tengo aquí en el salón de mi casa y cuando vienen amigos a cenar en o a pasar un ratito les leo un poema aunque sean brasileños y el poema esté en español, lo entienden, entienden la emoción que hay en él y sienten mi emoción al leerlo.

Es fácil lo entienden porque llega al Corazón !

Gracias Isabel Salas por ser tan Linda Mujer!

                                                                                               MARÍA ROSA JIMÉNEZ

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *