EN LA PLAYA

En la playa

EN LA PLAYA

En la playa, a tu lado,

con los ojos cerrados,

sabiendo que me observas

con el alma despierta

y el deseo saciado.

 

Y la arena caliente

que nos quema la piel

y el ruido de las olas,

que parece mi sangre

cuando corre en tropel.

 

Y mi mano febril

que acaricia la tuya

y tu voz,

que promete de nuevo

amarme cada abril,

en cada primavera

que traiga el porvenir.

 

Y yo,

que deseo creer que es posible

y que existe

el amor invencible, 

finjo ser la princesa

que el amor desmaya

y mantengo cerrados los ojos

ocultando el temor

de perder otra  vez el amor,

que me juras de nuevo

en la playa.

 

Isabel Salas

En la playa

Quién no se ha preguntado alguna vez si merece la pena dar otra oportunidad a un amor que resultó ser dolor y nos hirió profundamente.

Mi opinión al respecto ha cambiado muchas veces a lo largo de la vida,  y al final,  reconozco, que hay personas a las que jamás les daría otra oportunidad y otras a las que les daría todas las oportunidades del mundo porque dentro de mí existe el deseo de creer que las cosas pueden cambiar.

Creer como se creen las cosas cuando la fe es grande y completamente irracional, como debe ser, sin evidencias, sin fundamento e incluso con miles de pruebas en contra.

En los textos de auto-ayuda, que extrañamente suelen coincidir con los refranes de mi abuela, dicen que debemos dejar ir, aprender a soltar y pasar página. Mi abuela incluso iba más lejos y decía “Para que dar segundas oportunidades a algunos si hay otros esperando la primera”.

Y es verdad…

Pero también es verdad que los deseos del corazón, la locura o el instinto de destrucción son más fuertes que cualquier argumento y muchas veces hago lo contrario de lo que dicen los refranes.

¿Y tú? ¿Eres capaz de dar segundas oportunidades? 

¿Volver a admitir a alguien en tu cama es más fácil que volver a admitirlo en tu corazón?

Me gustaría saber tu opinión, déjanos un comentario si gustas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *