EL DROGAS – ENRIQUE VILLARREAL

EL DROGAS - ENRIQUE VILLARREAL

 

EL DROGAS – ENRIQUE VILLARREAL

Todo el mundo sabe quién es EL DROGAS, sea con ese nombre o con el otro, ENRIQUE VILLARREAL,  lo que casi nadie sabe es que él se ha hecho una foto con uno de mis libros, cuando iba en un tren camino de un concierto, pero aquí estoy yo para arreglarlo y presumir un poquito de paso.

Él lleva treinta años en la primera línea del panorama musical español, siempre sin pelos en la lengua y comprometido con muchas de las causas que también me importan. Por si eso fuera poco Enrique Villarreal también es escritor y además de canciones ha escrito unos cuantos libros con poemas y relatos. Algunos de  esos textos los había publicado previamente en su blog usando en ocasiones el pseudónimo de Eva Zanroi.

Os dejo un enlace a su página dónde se puede tener toda la información de como adquirir sus libros y copio las portadas para que os entren más ganas. Yo, personalmente, estoy  con muchas ganas de empezar con el poemario de las TRES PUNTADAS… será porque me suena a costura como los pespuntes de mi máquina de coser  y porque me huelo qué es lo que ha estado cosiendo.

Desde aquí desearle mucha suerte en todos sus proyectos, personales, familiares, musicales o literarios y darle las gracias de corazón por esa generosidad y el buen agrado con que posó con  EL CANARIO Y LA MÁQUINA DE COSER,  sin olvidarme de Juan Mantero, un amigo que vive en Pamplona y que fue quien se empeñó en que esta foto, fuese posible.

Enrique Villarreal “El Drogas”

 

LIBROS DE ENRIQUE VILLARREAL
LIBROS DE ENRIQUE VILLARREAL

 

 

Y  para terminar un poema suyo, sin título pero con las letras pintadas de rojo, como el buen tinto y las uñas de fiesta.

Letras rojas para la despedida. Letras para el nómada,
para el apátrida.
Para las maltratadas también letras rojas y alas violetas de huida.
Para quien su cabeza es su mochila y van sembrando
de pensamientos la vida.

Aire que silbe caricias por el ojo de la aguja
aunque sea
por un día.

Fue un placer
poner aquí el pie
y observar tu mirada. Y oírte respirar.
Y el latir de tu corazón
que cada noche me abraza.

Ahora toca emprender otro viaje. Quizás
por las esquinas de las calles
desgastando suela y salud. Quizás
haciendo el puente a un barco y naufragando sin miedo
en tus siete mares,
aunque el cofre del tesoro lo encuentre vacío.

Ha sido un placer pintar las letras de rojo.

Y
bailar
con ellas.

Y confundirse con ellas.

Enrique Villareal Armendáriz «El Drogas»,

El ojo de la aguja, en Txarrena,

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *